domingo, enero 28, 2007

Se acabó el GoogleBombing

El 25 de enero, ingenieros de Google han anunciado que se ha realizado un cambio en los algoritmos de búsqueda con el que desaparecen los efectos de la mayor parte de las Googlebombs, incluyendo las ya veteranas en España: “Ladrones” y “Miserables”. Les estaba preocupando que se extendiera la opinión de que era la propia empresa Google la que incorporaba a mano esas “peculiaridades”. Como es de esperar, la mayor parte de los comentarios en blogs españoles son de desasosiego porque desaparezca la de Ladrones :-) Ya se inventará algo nuevo. Para despistados: Googlebombs, o “bombas google”, son campañas en las que una serie de páginas web enlazan a otra empleando siempre el mismo término. Si sale bien, esa página aparecía la primera al buscar ese término. Más información y ejemplos en wikipedia. El ejemplo más famoso en España era que, al buscar ladrones en Google, aparecía la página de SGAE.

domingo, enero 21, 2007

Copias de seguridad mediante disco duro externo

pantalla de error crítico 

Un mito recurrente en informática es que nadie hace copias de seguridad hasta que pierde todos sus datos por primera vez.

Personalmente, gracias a una combinación de suerte, apaños y copias de seguridad no recuerdo haber perdido datos en ninguno de los “incidentes” que he sufrido, de todos los tipos posibles:
  • infección de virus (los virus de antes, que te borraban el disco duro, no como los de ahora que sólo sirven para spam :-))
  • controladora de disco duro quemada (toqué donde no debía)
  • batería de PDA agotada = borrado de todo lo que tenía
  • disco duro que empieza a hacer chasquidos (mala señal :-D) y casca poco después

Pero como antes o después se me acabará la suerte, estoy actualizando mi sistema de copias de seguridad: mi plan es hacer las copias de seguridad sobre un disco duro externo. Elijo esta forma por equilibrar el precio, el esfuerzo necesario para una copia (cuanto más esfuerzo te cueste, más probable es que no lo hagas) y la facilidad de encontrar lo que quiera recuperar (para cualquier sistema de archivo, lo fundamental no es guardar, sino encontrar rápido lo que guardaste)

Por unos 100 euros ahora mismo (principio de 2007) hay discos externos de 250 Gb (por USB2 o Firewire). Eso me permitirá hacer cuatro tipos de copia:

  1. hacer una copia mensual integra del disco duro (50Gb). Hacer eso en DVDs es una paliza: tienes que preparar lo que copias en cada uno, marcarlos bien, y estar pendiente según se graban los 15 DVDs. Con el disco externo es hacer click e irte a dormir. Además no tengo que buscar en 15 DVDs: con todo en un sitio, me basta con hacer una única búsqueda de archivos.
  2. hacer copias semanales de los documentos (ni programas ni sistema operativo: 10-20 Gb). Puedo mantener tranquilamente una copia de los últimos doce meses, sin molestarme en hacer copias incrementales. (y lo mismo que antes: es pulsar un par de botones y olvidarte, sin tener que andar con varios DVDs de acá para allá)
  3. Al tener mucho más espacio para copias, puedo cambiar la manera de trabajar y preocuparme menos del tamaño de imágenes o archivos que guarde, así como ripear al disco duro toda la colección de música.
  4. copia de seguridad en un sólo sitio de peliculas o software que sólo tenga en CD/DVD. Nunca se me ha estropeado un CD, pero ya tengo algunos con 10 o 12 años que empezarán a dar problemas en seguida.
Ah, el software necesario – no hace falta pagar por ninguno:
  • se puede hacer a mano, copiar/pegar con el explorador de archivos
  • se pueden programar copias periódicas con software gratuito (p.ej. con una versión antigua del SyncBack de 2brightsparks; una pequeña guía en Lifehacker, en inglés)
  • o podéis usar los programas de copias de seguridad de Windows, bastante buenos. Aquí teneis una guía de Microsoft (en inglés)

viernes, enero 19, 2007

Rellenando el almacén

Después del lío que me hice con la nueva versión de Blogger (es buena, pero me cambié antes de tiempo y quedé con dos blogs distintos) ya me voy acostumbrando, poco a poco.
archivo de papeles
Pero para aprovechar las nuevas características, iré volviendo a publicar (también poco a poco) las entradas que escribí en el viejo blog, al menos las interesantes, con sus fechas originales (todo lo que hay en octubre del 2006 y anterior).
Haré algunos cambios de edición, imagenes, etc. para ponerlos al día (sitio interesante para fotos de stock libres: www.everystockphoto.com)

lunes, enero 15, 2007

Cuando no quieres hablar con tu cliente

Empresa conocida de telecomunicaciones en España. Su principal mercado es ofrecer internet a particulares. Intento acceder a la información para clientes por internet. Y me encuentro con una web tan saturada de animaciones, botones, links de colores y ¡publicidad! (por dios, ¡publicidad de otras empresas en tu web corporativa! ¿Y luego quieres que crea que eres serio?)... repito, una web tan saturada, que para encontrar el área de clientes he tenido que darle a Buscar en mi navegador y buscar la palabra “Clientes”. Nunca jamás había tenido que buscar un enlace de esa forma. Inexplicable, teniendo en cuenta que el enlace que busco es uno de los objetivos principales de la página que estoy viendo. En otra ocasión diferente llamo al servicio de atención telefónica. Hablo y trabajo durante quince minutos con un técnico. Por un dato que nos falta tengo que colgar y llamar un rato después. Me atiende otra operadora y le digo que ya hablé con un compañero suyo, que si quiere pasarme con él, ya se sabe mi problema y dónde lo habíamos dejado... “Lo siento pero no puedo pasarle con otro compañero”. Falso. Puede hacerlo perfectamente (la tecnología para pasar llamadas existe desde hace un siglo). Lo que pasa es que sus jefes no quieren. Alguien ha definido un procedimiento tal que un operador y un cliente que se conocen y pueden resolver un problema con facilidad, no entran en contacto si no es de casualidad. Es un servicio de atención al cliente que tiene como premisa impedir a sus clientes ser atendidos por alguien que ya les conoce. Luego la gente habla mal de ti por internet y te preguntas porqué.

domingo, enero 14, 2007

Kiva.org Invirtiendo en Kenia

Acabo de prestarle unos euros a Grace Wagoro en Malaba, Kenia, a través de un microcrédito en Kiva.org . Tiene una tienda de artículos para la casa, y lo usará para abastecerse de telas. Con lo que saque, irá devolviendo el crédito durante los próximos meses. Kiva.org es una web donde se agrupan solicitudes de microcréditos de organizaciones de países en vías de desarrollo. Aportas una pequeña cantidad a los que quieras, y a lo largo de unos meses los van devolviendo. No ganas interés, pero ayudas a un pequeño empresario, lo que a su vez ayuda a la comunidad local... las historias de cómo invierten son muy curiosas, y es encantador ayudar a lanzar un negocio en la otra punta del mundo. No sé si hacer un préstamo todos los meses, o cada vez que tenga dinero extra... ya veré. Kiva - loans that change lives