jueves, julio 26, 2007

La menina que surgió del frío

Hace un par de años encontré en Oviedo una exposición callejera de Manolo Valdés, escultor valenciano. Eran un montón de esculturas de las famosas meninas de Velázquez, de varios tamaños. Las sitúa todas en línea, o haciendo corros, a lo largo de un paseo. Lo que me gusta de la instalación es eso, que está “integrado” con el entorno: no es simplemente plantar una escultura en medio de un parque, sino que se meten en medio de la gente.

Recientemente, P.E. (la reportera-espía recién contratada por este blog), se ha encontrado por casualidad la misma exposición en Helsinki, y de forma independiente, hemos acabado sacando fotos parecidas.

El plano de la versión Helsinki, con guía de tamaños... me recuerda a un gráfico que comparaba la altura de los Fraguel, Curris, Goris y humanos :)

Helsinki/Oviedo:

Oviedo/Helsinki:

No hay comentarios: