martes, octubre 24, 2006

Rubberducking, o, ¡ayúdame, patito de goma!

RubberDucking es una técnica para buscar soluciones, que consiste en contarle tu problema en voz alta a un patito de goma. Puede funcionar porque al forzarte a expresar tus conceptos en frases coherentes, consigues "explicártelo" a tí mismo, descubriendo conexiones que antes no veías claras. La gente emplea patitos, ositos de peluche, mascotas o incluso (gasp) seres humanos. El truco está en que no hace falta que aporten nada sino que te dejen pensar. En la página que enlazo al principio, parte de la diversión es cómo los comentarios empiezan a desvariar rápidamente: desde "La regla que sigo yo es que está bien hablar solo, siempre que no pongas Voces Raras", hasta "¿Cómo se pronuncian los puntos supensivos cuando son una pregunta?"

No hay comentarios: